El gran... sueño

Necesitamos hablar acerca de los sueños, los grandes e inolvidables sueños, esos motores de vida. Necesitamos hablar de ellos, en una conversación sería con nosotros mismos.

Porque es fácil que lo hagamos con otros, usualmente decimos que queremos lograr y sentimos el apoyo en nuestra decisión de quien escucha, pero esas son fantasías, -porque podemos hablar de ellas, los sueños no tienen palabras- y bien sabes que cumplirlas no cambiará tu vida. Un sueño es alcanzable en la medida que sepas cual es ese sueño.
Las fantasías son cotidianas, vienen en todo momento, todas sus formas, en el tren, en la cama, corriendo, en el amor, en la soledad y en la compañía. Las fantasías están a flor de piel de nuestros pensamientos cotidianos, a veces toman forma real, y la gente dice que estas alucinando pero en realidad lo estas viviendo, porque la descarga de energía que se logra a través es significante a una vivencia en sí misma.

La fantasía es hoy, el sueño es mañana.
Podría decirse que la correlación de fantasías forma un gran sueño, o que las fantasías son pequeños sueños. Yo quiero creer que la correlación son los momentos claves de toda una vida, y en el gran final seremos capaces de observar cuando volteemos la vista atrás, que el sueño fue el conjunto de la vida en sí misma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No puede dar mas (Ph. "Under")

#LaQueja - La queja usual al mundo.

The Zoo