Ojos en todas partes

Cruzar miradas con extraños siempre me ha parecido fascinante.
¿Que estarán pensando? Seguro que estoy loca.
Pero es que en ese momento cuando los ojos se cruzan
que se siente un empujón de aire en los pulmones, un pinchazo en el pecho,
cuando dices 'hola' con la mirada e invitas a ocultarla, como si no pidieras más nada, no lo hago...
En el segundo cruce, cuando ya sabes que es adrenalina de la hablamos,
esbozas una sonrisa de 'nos vimos, pero no lo intentes' y pasas a alejarte para no volver a verlo.
No sólo se necesita unos segundos para vivir de esta manera.
Hay quienes que en sus ojos candados llevan, tardarías añares en encontrar su fórmula. Muchas veces se nace con ella.
Para esa gente con mirada profunda, a la que sus pupilas nos invitan a bailar y perdernos, a esa gente, gente digna de amar, es también digna para hacernos sufrir, aunque la adrenalina, pequeñas y necesarias dosis, sea de excelencia, uno debe elegir, entre vivir buscando una llave o fabricar su propia cerradura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No puede dar mas (Ph. "Under")

#LaQueja - La queja usual al mundo.

The Zoo