Sueñas, despiertas, pero no del todo.
Ahí en el medio estas alucinando.
Trayendo el mundo de los sueños a lo que se llama realidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El amor es sufrimiento, que te mata de placer

La Suerte