Tu en mi lugar y yo en el lugar de otro

Que día decepcionante, varios ataques sentimentales juntos no le hace bien a nadie y rematar así la noche te obliga a abrir el cajón de la escritura.
Te sentas en un restorant y al otro lado de la ventana ves una pareja comiendo cuya única conversación fue que pedir del menú. Muy estereotipado pero muy transparente como el cristal que me separa; el, camisa y dos celulares de los que no deja de mirar y de uno que no deja de responder mensajes, ¿Adicto al trabajo o buscando un escape? Ella, ropa deportiva, cigarrillo
en una mano y respondiendo mensajes con la otra, una mujer muy pendiente de sus estados, cuidando su salud con ensalada y deporte, matándose por humo que no la deja ver. ¿Que es lo que pasa? De lo poco que hablan, cada 7 segundos desvían sus miradas. Asienten con el celular en mano. ¿Que será lo que los ata? El sexo debe ser fantástico. Ya no existen las miradas infinitas, ni las mejillas sonrojadas. Ella paga, se levantan, el viento corre, ninguno se abraza.
¿Dónde estabas? Me lo pregunto y te lo pregunto, ¿alguna vez habré estado en esa posición de la que no levante la vista, de la que no encontraba contexto? Quien habrá estado en mi lugar de hoy en aquel entonces y quien estará en el futuro, espero que vea otra cosa, disculpame.
Somos todos ciegos cuando se trata de nosotros mismos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No puede dar mas (Ph. "Under")

The Zoo

La Suerte