Podemos transformar la magia a nuestra manera, tornarla del color que deseemos, darle nuestra forma preferida y un sabor dulce para imprimir sonrisas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El amor es sufrimiento, que te mata de placer

La Suerte