Donde la mente es un revuelo de impulsos


Donde nunca hay nadie y no se escucha nada.
Donde no corre el aire y resuenan los pasos.
Donde tan solo quedan marcas de los últimos visitantes, es de donde nadie vuelve y quien vuelve no recuerda, de donde nadie sale sin haber puesto algo en juego. Porque es un estado transitorio el de la falta de moral, que se transforma en habito y se vuelve un vicio, el aniquilar sin sentimiento, el de perder la pasión por un sueño.
Donde la mente es un revuelo de impulsos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No puede dar mas (Ph. "Under")

#LaQueja - La queja usual al mundo.

The Zoo