Una vida sin nocion de lo hermoso, no es una vida, es una ciudad.

Recorriendo las calles del subterráneo, percibí una pequeña flor.
Sin vida, sin esperanza, alojada a los pies de miles que se preocupan por dinero sin ver a quien están pisoteando.
Un pobre hombre canta la vida de la flor, el esta alucinando pero predice cosas que pasaran, lo toman de loco al dibujar sus sueños sobre las paredes, lo juzgan sin conocerlo y despojan su alma del cuerpo perdido por insultos.


Le quitan toda su capacidad de ser, cuya capacidad ellos nunca valoraron.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No puede dar mas (Ph. "Under")

The Zoo

La Suerte