Ahora

Estamos luchando por una recompensa invisible,
cantamos los secretos como si fuesen noticias, y orgullosos sonreimos.
Por dentro sabemos que todo anda mal, y que nadie nos quiere cerca pero seguimos sonriendo como si pudieramos cambiar sus pensamientos.
Nadie nos dijo que no podriamos hacerlo, sin embargo lo seguimos dudando.
Nadie nos dijo que lo lograriamos, sin embargo aun, despues de haber perdido, seguimos intentandolo.
"¡No te des por vencida!", escuche, nose si fue dirigido a mi, pero en ese momento fueron las palabras justas que necesitaba escuchar,
sonrei, me di la vuelta y no habia nadie, jure que no fue mi mente, y aun lo sigo creyendo.
Ese pequeño grito en el medio de la nada,
esas grandes palabras pronunciadas con tanta fuerza,
donde mi cuerpo se hallaba perdido, las crei.
No tenia opcion, sabia que serian para un cambio,
no tenia opcion, sabia que me fortalecerian, no en el momento, en el tiempo.
Ahora siento lo mismo que en aquel dia,
ahora espero volver a escucharlas,
ahora convencida de que no fue mi mente, no las escucho,
ahora creo que seria mejor que mi mente hablara, que interviniera como la anterior vez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No puede dar mas (Ph. "Under")

#LaQueja - La queja usual al mundo.

The Zoo