Mi cuerpo

Me están vigilando sus ojos negros,
me persiguen sus cuervos,
el llanto desesperando del alma, es el que nadie escucha.
Intento esconderme,
de quien se esconde detrás de esa puerta,
me refugio donde la luz no llega y los sentidos del hombre le dicen que se aleje,
el dolor es lo único que me da el saber de que sigo viva,
Sigo apostando con lo único que tengo a mano.

mod. 4/01/2019

Comentarios

Entradas populares de este blog

The Zoo

El amor es sufrimiento, que te mata de placer